La Reserva de Ulla Ulla


Por Prof. Carlos Pérez Millares
cpmillares@yahoo.com



   En el departamento de La Paz, Bolivia, existe un vasto sector geográfico que corresponde al altiplano, es decir una inmensa meseta ubicada a 3800 a 4000 m s.n.m. es en parte de esta altiplanicie que se encuentra uno de las grandes reservas de vida silvestre que no se conoce en otras latitudes. En particular hablo de los camélidos de Sud América: Llamas, alpacas y vicuñas, especies que caracterizan la fauna de los países Andinos.

   Un sitio en particular se ha constituido en un santuario natural de estas especies, es la región conocida como Ulla Ulla, la cual se encuentra al noroeste de la ciudad de La Paz, aproximadamente a unos 260 kms. El camino que lleva a esa región fronteriza con el país vecino del Perú, es regularmente transitada, pero la distancia y la difícil accesibilidad, han hecho que hasta hoy los miles de ejemplares tengan una relativa garantía de supervivencia, sin embargo las prácticas de cacería ilícita, para el comercio de pieles y carne ha puesto en serio riesgo la supervivencia de estas especies, al punto en que se han visto radicalmente menguadas las manadas antes abundantes en número de estos animales.

   El gobierno no puede controlar plenamente esta región, pues no cuenta con el personal adecuado, tanto en número como en idoneidad, así pues los decretos de preservación que se han emitido sólo quedan en el papel, faltando medidas de hecho que permitan frenar la depredación de esta especie y garantizarla estabilidad de su hábitat natural como un sitio en el cual estas especies puedan prosperar.

   Quedan invitados los amantes de la naturaleza a visitar estos sitios reemplazando las cacería actual por una cacería fotográfica, puesto que el paisaje del contexto es maravilloso y los camélidos especies poco conocidas en el mundo, animales muy mansos que gustan de posar ante los fotógrafos respetuosos de su entorno natural.




  Volver Volver al Principio  
Si tiene alguna duda o sugerencia, comuníquese con nosotros!