¿Sabe Usted Cuánto Cuesta
Comprar una Tortuga?



Podríamos contestarle que vale de 5 a 15 dólares. Y agregaríamos que además es un animal que consume y ensucia poco, que no hace destrozos, que cuando joven tiene un vistoso colorido y que ni siquiera necesita cuidados especiales. Para cualquier padre sería la mascota ideal para sus niños. Pero, hay algo que también debe saber:

La tortuga terrestre (Geochelone chilensis) vive preferentemente en zonas semidesérticas con vegetación arbustiva y abundantes matas. Se alimenta de cáctus, gramígeas, hierbas y pequeñas flores.
Pasa los meses de frío aletargada, y se despierta en primavera para dar comienzo a los rituales amorosos. La pareja se aparea al comienzo del verano; hacia fines del mismo, la hembra pone de 3 a 6 huevos esféricos blancos en un pozo que ella misma excava con sus patas traseras y que luego tapa con tierra.
En la primavera siguiente nacerán las tortuguitas, que si tienen suerte, vivirán muchos años.
Todo cambia en la cautividad: demasiados peligros acechan. Muchas mueren comidas por perros y gatos, otras son involuntariamente pisadas o aplastadas por persianas, algunas mueren congeladas o insoladas y otras sucumben por causas desconocidas. Sumemos a ello que en cautiverio es muy difícil que tenga cría, pues el cambio de dieta alimenticia les produce una sobrecalcificación que endurece sus huevos, entonces muchas mueren porque no pueden expulsar estos huevos ''petrificados''.
Su accesible costo hace que muchas veces sea más económico reemplazarla por otra, que llevarla al veterinario, lo que origina un floreciente comercio que mueve unas 8.000.000 tortugas al año. A ello agreguemos un mínimo de 50.000 que ''legalmente'' se exportan a los EE.UU. y Europa.
La mayoría de estas tortugas han sido capturadas en forma ilegal. Como resultado, algunas poblaciones ya comenzaron a disminuir en forma alarmante.
Si estas razones no le parecen suficientes, piense que una tortuga permanece varios meses arrinconada, inmóvil, sin comer o beber (hibernando); que salvo un sordo quejido (durante el celo) no emite otro sonido perceptible y que no participa activamente en juegos con sus niños como podría hacerlo un perro.

Si aún no sabe cuanto puede costar una tortuga para sus hijos, podemos decirle que hay que pagar un precio demasiado alto. Coménteselo a ellos, que seguro, lo entenderán.






Si tiene alguna duda o sugerencia, comuníquese con nosotros !