Tuberculosis
¿Qué es? - ¿Qué hacer?



Es una enfermedad sumamente contagiosa, causada por un microbio llamado ''BACILO DE KOCH''.
  • Puede presentarse a cualquier edad, pero es más frecuente en los jóvenes y más peligra en los niños.
  • Puede llegar a ser muy grave si no se la diagnostica a tiempo y no se trata correctamente.
  • Ataca preferentemente los pulmones, pero puede enfermar también cualquier otro órgano del cuerpo.
  • Pueden padecerla hombres y mujeres, sin distinción de raza, posición social o económica.
  • No se hereda; siempre se adquiere por contagio.
¿Cómo se contagia?
Los enfermos de tuberculosis cuando hablan, tosen o escupen, transmiten muchas veces bacilos de Koch en las gotitas de salivas o los esputos, que se convierten entonces, en las principales fuentes de contagio para las personas sanas.
Cuando las personas enfermas escupen, los bacilos quedan mucho tiempo en el suelo, donde mantienen la capacidad de enfermar.
La tuberculosis puede contagiarse de distintas maneras.

Por ejemplo:
  • Al convivir en la misma casa o habitación con una persona enferma. Es particularmente riesgoso tomar mate, besarse o dormir en la misma cama.
  • Al usar, sin la debida higiene, utensillos de cocina, artículos de tocador o pañuelos de los enfermos.
  • Al aspirar polvo que se levanta con el viento o a barrer el suelo donde haya escupido un enfermo.
  • Al apoyar los niños sus manos en el suelo, llevándoselas a la boca.

¿Cómo se manifiesta?
Habitualmente, el comienzo de la enfermedad consiste en pequeños síntomas que van aumentando progresivamente:
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio y debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Resfrios repetidos y prolongados.
  • Tos. Principalmente si dura mucho tiempo.
  • Fiebre. No mucha y sobre todo al atardecer.
  • Dolor de pecho o espalda.
  • Ronquera.
  • Otras veces, la enfermedad no se manifiesta al principio por ningún síntoma o molestia y sólo los exámenes médicos permiten detectarla.
¿Cómo se dianostica?
  • Por revisación médica del paciente completada por los siguientes estudios: análisis de esputo (flema) para buscar el bacilo de Koch, la reacción Mantoux y la radiografía de tórax.
  • Se trata de exámenes fáciles y rápidos que no ocasionan dolor ni mayores molestias y que son gratuitos si se realizan en hospitales o dispensarios oficiales.
¿Puéde curarse?
La tuberculosis es perfectamente curable. Para ello, es necesario que el tratamiento médico sea:
  • Oportuno. Que se inicie enseguida de ser descubierta.
  • Completo. Con todos los medicamentos y las dosis que el médico indique en cada caso.
  • Prolongado. Por todo el tiempo que el médico estime necesario. Muchas veces, iniciado el tratamiento, los síntomas desaparecen sin que por ello la enfermedad esté totalmente curada. Si entonces el tratamiento se suspende, la enfermedad se reagrava rápidamente.
¿Cómo se previene?
Se evita el riesgo de la enfermedad cumpliendo algunas sencillas medidas de protección:
  • Vacunación BCG. A los recién nacidos, en el primer mes de vida. Con revacunación a los 6 y 16 años.
  • Alimentación correcta. Sana, variada y completa.
  • Descanso adecuado. Dedicando, todos los días, suficiente horas al reposo y descanso reparador de energías.
  • Vida Higiénica. Evitando excesos de toda índole.




Fuente:
(República Argentina)
Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación
Secretaría de Salud - Dirección de Educación para la Salud
Servicio Nacional de Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias





Si tiene alguna duda o sugerencia, comuníquese con nosotros !