Editorial
Columnistas
Opinión
Investigación
Información General
Salud
Fauna
Flora
Publicaciones
Carta de los Lectores


   · GRESA
   · Cultura de la Paz
   · Informes Especiales
   · Diccionario Ecológico
   · Alimentos y Nutrición
   · Ecoturismo
   · Reservas y Parques
   · Sitios de Interés
   · Denuncias
     Ambientales

   · Publique sus
     Artículos

   · Premios y Menciones






   Edición 88 / Enero - Junio del 2004

Flora



El Cuquí
Lonchocarpus pluvialis  Rusby


Por Lic. Alain Muñoz (*)
FAN-Bolivia
amunoz@fan-bo.org

Bolivia


La Lonchocarpus pluvialis Rusby, vulgarmente conocida como "Cuquí" que, hasta ahora, sólo ha sido encontrada en Bolivia. Es un árbol bastante abundante en algunas regiones de la llanura cruceña y beniana, que pertenece al género Lonchocarpus, integrante de la familia de las Leguminosas.


Cuquí 1

El "Cuquí" alcanza entre 10 y 15 metros de altura. Su tallo puede ser recto o retorcido y desarrolla entre 30 a 40 centímetros de diámetro. Sus ramas empiezan a pocos metros del suelo y su copa es frondosa, con hojas verde intenso.

Sus flores son de color crema-amarillentas y muy abundantes, agrupadas en inflorescencias. Aunque no son muy llamativas, atraen grandes cantidades de abejas, por lo que se deduce que produce bastante néctar, base para la producción de miel. Su fruto es una vainita o legumbre aplanada, de color verde con tono café-rojizo, con vellosidad o "pubescente", como la califican los botánicos, que alberga 1 a 2 semillas.

Es una especie común entre los árboles nativos de la llanura Cruceña que, aparentemente, siempre formó parte de la vegetación original de la Ciudad de Santa Cruz y del piedemonte del Parque Nacional Amboró.

Cuquí 2

Los antiguos cruceños utilizaban la segunda corteza, que es fina y flexible, para confeccionar cajas pequeñas, destinadas a diversos usos domésticos. A veces, el follaje llega a producir tal cantidad de agua durante el día, que humedece el suelo al gotear lentamente, cuando alrededor todo está seco, bajo Sol fuerte. Posiblemente ese sea el origen de la denominación "pluvialis" (lluvioso).

El fenómeno aparece cuando empiezan a salir rebrotes de la planta. Se debe a que las larvas de algún insecto, como el salibaso de los pastos por ejemplo, lesionan los brotes tiernos al parasitarlos. Esto hace que la planta pierda savia que, al final, resulta ser el agua que humedece el suelo. Igual fenómeno sufre el Sauce Llorón o Salix babylonica, una planta extranjera o exótica, pero debido a otro insecto, que es una especie de pulgón. @


(*) El Lic. Alain Muñoz, es Coordinador de Comunicación de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN). Tel.: (++591-3) 355-6800. Fax.: 354-7383. Casilla Postal 2241, Kilómetro 7,5 Carretera Antigua a Cochabamba - Santa Cruz, Bolivia. Página Web: www.fan-bo.org .






 

© Copyright 1996 - 2018, Fundación Multimedios Ambiente Ecológico - MAE. ISSN 1668-3358
www.mae.org.ar / info@mae.org.ar