Edición Especial




  







Editorial
Columnistas
Opinión
Investigación
Información General
Salud
Fauna
Flora
Publicaciones
Carta de los Lectores



   · Cultura de la Paz

   · Informes Especiales

   · Diccionario Ecológico

   · Alimentos y Nutrición

   · Ecoturismo

   · Reservas y Parques

   · Sitios de Interés

   · Denuncias
     Ambientales


   · Publique sus
     Artículos


   · Ecopaedia

   · Premios y Menciones








   Edición 87 / Abril - Diciembre del 2003

Información General



Qué es la Comisión Ballenera Internacional (CBI)


Por Instituto de Conservación de Ballenas
info@icb.org.ar
www.icb.org.ar

Argentina


La Comisión Ballenera Internacional (CBI) es el organismo encargado de la conservación y administración de las poblaciones de ballenas a nivel mundial.


Historia

La historia de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) se inicia en 1946 debido a la necesidad de regular la caza comercial de ballenas, ya que la mayoría de las especies de grandes cetáceos se encontraban al borde de la extinción. El concepto de conservar y proteger las poblaciones de ballenas es relativamente reciente. Las antiguas naciones balleneras -que contaban con regulaciones independientes- habían cazado indiscriminadamente todas las especies de grandes cetáceos; y cuando una de ellas colapsaba, simplemente continuaban cazando la siguiente especie en tamaño o trasladaban sus embarcaciones a nuevas áreas no explotadas anteriormente, como la Antártida.

Recién en 1929, el Gobierno de Noruega redactó la primera legislación sobre la caza comercial de ballenas que prohibía, entre otras cosas, la captura de ballenas francas y madres acompañadas con crías de cualquier especie.

En mayo de 1937, delegados de Argentina, Australia, Irlanda, Alemania, Reino Unido, Noruega, Sudáfrica y Estados Unidos, se reunieron en Londres para participar en una conferencia global sobre caza de ballenas. La reunión generó el Acuerdo de Londres el cual fue firmado el 8 de Junio de 1937; pero lamentablemente no protegía ninguna especie de ballenas.

A pesar de la Segunda Guerra Mundial, en junio de 1943 el Comité Noruego-Británico se reunió con el fin de reestructurar la industria ballenera después de la guerra. En Noviembre 1945, Remington Kellogg presidió la primera reunión que se llevó a cabo en Washington, Estados Unidos. Al año siguiente y nuevamente en la capital de EE.UU., la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas quedó establecida como una organización internacional cuyo propósito era 'la conservación de las poblaciones de ballenas para el adecuado desarrollo de la industria ballenera'. La Convención, que estaba basada en el Acuerdo de Londres de 1937 y los protocolos de dicho Acuerdo firmados en 1938 y 1945, estableció oficialmente la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en 1949.


Países Miembros

La CBI está integrada por 48 países miembros, entre los cuales se encuentran Chile, Argentina y Brasil. Cualquier país puede adherirse a la CBI, siempre y cuando pague las cuotas anuales, que le permiten mantener la membresía y el derecho a voto. Los países miembros de la CBI pueden retirarse y reintegrarse cuando lo estimen conveniente; pero en el último caso, deben aceptar las decisiones tomadas por la CBI previamente.


Funcionamiento

Cada país está representado por un comisionado. La Comisión cuenta con un presidente y un vicepresidente, que son elegidos entre los comisionados por un mandato de tres años. La CBI dispone de una Secretaría con sede en Cambridge, Reino Unido. Cada año, generalmente en mayo o junio, se celebra la reunión de la Comisión, ya sea en un país miembro o en la sede de la Secretaría.

La CBI tiene tres comités principales, Científico, Técnico y Administrativo. Hay además subcomités, que se encargan, por ejemplo, de la caza de ballenas practicada por aborígenes por razones de subsistencia o de las infracciones.

El Comité Científico determina las poblaciones de ballenas y esa información es la base sobre la que la CBI desarrolla sus regulaciones, que requieren de los votos de tres cuartos de los comisionados. Cualquier cambio se convierte en efectivo 90 días después de aprobado, a menos que un Estado presente una objeción, en cuyo caso la nueva regulación no se aplica a ese país. Este proceso puede emplearse cuando un Gobierno considera que sus intereses nacionales o su soberanía puede resultar afectados.

Los miembros de la CBI designan inspectores para controlar sus operaciones de caza y pueden también recibir observadores internacionales de la Comisión, para vigilar que cumplen con sus regulaciones. @







 

© Copyright 1996 - 2019, Fundación Multimedios Ambiente Ecológico - MAE. ISSN 1668-3358
www.mae.org.ar / info@mae.org.ar