Editorial
Columnistas
Opinión
Investigación
Información General
Salud
Fauna
Flora
Publicaciones
Carta de los Lectores



   · Informes Especiales

   · Diccionario Ecológico

   · Sitios de Interés

   · Publique sus
     Artículos


   · Premios y Menciones






   Edición 83 / Marzo - Abril del 2002

Investigación



Aclaraciones sobre la Enfermedad de Lyme




Por Dr. Diego José Carpintero
Miembro del Consejo Académico del MAE
efmarco@fullzero.com.ar

Argentina


Meningopolineuritis por Garrapatas
Borrelliasis de Lyme

CIE-9-695.9, 716.59



1. ASPECTOS HISTÓRICOS-AGENTE ETIOLÓGICO

Los primeros síntomas de lo que posteriormente se denominaría Enfermedad de Lyme se registraron en Suecia en 1909. Sin embargo, no fue hasta 1975 en que, a consecuencia de una gran epidemia desconocida de artritis entre los habitantes del pueblo de Lyme, Connecticut no se la identificó como una entidad nosológica distinta de todas las conocidas. Macho y Hembra

Desde entonces se ha incrementado en forma dramática, cubriendo casi todos los estados de EE.UU.

Sólo en 1982 el agente etiológico fue aislado por el Dr. Willy Burgdorfer. Se trata de una bacteria del grupo Spirochaetaceae, Borrellia burgdorferi y este descubrimiento fue la llave para conocer la naturaleza de la infección, la respuesta inmune humana a la misma, permitiendo poner a prueba técnicas de Diagnóstico y Tratamiento.


2. VECTORES Y MECANISMO DE TRANSMISIÓN A HUMANOS EN EE.UU.; PROBABLES VECTORES EN ARGENTINA

Ninfa

Esta Borrelliasis se adquiere por la picadura de garrapatas infectadas -esta afección es una Zoonosis- y hasta ahora parece que únicamente las incluidas en la súper familia Ixodoidea, y en EE.UU. limitadas al género Ixodes. En los Estados centrales y del Noreste predomina Ixodes dammini, ectoparásito del Ratón de Patas Blancas (Peromyscus leucopus), y del Ciervo de Cola Blanca (Odocoilus virginianus).

En la costa del Pacífico el vector es Ixodes pacificus, que se alimenta sobre Rodentia de la zona. En los Estados del Sudeste: Ixodes scapularis, también ectoparásito de los ciervos de la región.

Desgraciadamente, las garrapatas arriba citadas son de muy pequeño tamaño. En su estado ninfal en el cual, usualmente, pican al hombre, no llegan a 2 mm siendo los adultos sólo un poco mayores. (Referencia 1). Larva

En Argentina, los dos primeros casos de esta enfermedad registrados ocurrieron en Marzo de 1997 en Rosario. En el domicilio de las dos pacientes infectadas, por sugerencia de quien esto firma, sólo pudo recolectarse Rhipicephalus sanguineus en varios estadíos, como ectoparásitos de perros de esa vivienda.

A pedido de las autoridades de Salud y Saneamiento Ambiental de la Municipalidad de Rosario, envié un informe -dada mi experiencia en el tema en EE.UU.- planteando la hipótesis de que los vectores en nuestro país fueran otros Ixodidae, y por su hallazgo en el domicilio, la sospecha de que la Garrapata del Perro fuera nuestro vector.

Sin embargo, los ejemplares que me remitieron estaban muertos por lo que no se pudo investigar la presencia de B-burgdorferi en ellos. Además, propuse una línea de acción seria para conocer mejor esta enfermedad, sus reservorios y vectores, ya que en Argentina hay muchos representantes del género Ixodes y no descarto que alguno de ellos no pueda ser imputado como vector.

Lo curioso -como anécdota graciosa, ya que considerarla de otra manera sería darle un valor que no tiene- en una revista (la misma a la que en 1997 envié a su director lo que creo que es el primer informe serio sobre esta enfermedad, cuando todos en Rosario estaban perplejos por esta patología) ahora aparece un par "expertos" hablando muy alegremente sobre el tema y me entero, con sorpresa que en Argentina los vectores son tábanos, escorpiones, avispas y "vinchucas de agua" (?) sin explicar cómo llegaron a esas conclusiones ni aclarar los taxa ni específicos ni genéricos; también nombran al "género de las garrapatas" sin, por supuesto, identificar cuáles.

Pero los "especialistas" (con perdón del mal uso del término) no terminan ahí sus errores: También me entero que esta Borrelliasis causa "algunos casos de enfermedad de Alzheimer" ya que "su patrón común son los cuadros psiquiátricos". Bueno, luego de leer que el agente causal "no ha sido aislado aún" es hora de archivar la revista y pensar que poco aprendieron desde 1997 hasta ahora (Referencia 2).


3. CLÍNICA DE LA ENFERMEDAD

Esta enfermedad puede no resultar fácil de reconocer si no se piensa en ella, si se ignora su presencia en una determinada región y si la anamnesis no revela claramente el contacto y la picadura de garrapatas. Pero, a pesar de que sus signos y síntomas son muy generales y suelen aparecer semanas o meses luego del contacto infectante, la presencia característica del Eritema migrans junto a:

  • Fatiga
  • Fiebre - Chuchos
  • Cefaleas
  • Dolores musculares y articulares
  • Poliadenopatías orientan hacia un diagnóstico presuntivo firme

El característico Eritema migrans, constituido por una o varias eflorescencias que varían en tamaño, siendo sus lugares de aparición los muslos, tronco, brazos y en rostro en niños. La clásica mácula, al ir creciendo, deja una zona central más clara, lo que le da un aspecto de anillo en expansión. Las erupciones son calientes pero usualmente, indoloras (Referencia 1).

Los cuadros psiquiátricos nunca se han descripto en la literatura seria, y mucho menos, constituyen "el patrón común de la enfermedad" en ninguno de sus períodos, aunque no descartamos que pacientes psiquiátricos puedan padecerla como "concurrencia de patologías" y que eso haga confundir a los "especialistas" (Sic) (Referencia 2).

Desde ya, nada tiene que ver esta enfermedad con la enfermedad de Alzheimer, cuyas causas probables, evolución clínica y anatomía patológica ya fueron explicitadas en 1995 por el Dr. Santiago Valdés y por quien esto firma (Referencia 3).

A posteriori -meses, a veces semanas- pueden surgir anomalías neurológicas que incluyen cuadros clínicos tan diversos como: Meningitis aséptica, Corea, Encefalitis, Ataxia cerebelosa, Neuritis craneal con parálisis facial, Radiculoneuritis motora o sensitiva y Mielitis; estas manifestaciones fluctúan, predomina uno u otro tipo de ellas y a veces pueden pasar a la cronicidad.

A veces, pocas semanas después del inicio del Eritema migrans, pueden también surgir anormalidades cardíacas, como bloqueo auriculoventricular, miopericarditis aguda o cardiomegalia.

De semanas a años después del contacto infectante (6 meses promedio) comienza a presentarse edema y dolor en las grandes articulaciones (especialmente rodillas) que aparecen, desaparecen meses y vuelven a aparecer durante varios años incapacitando durante cada "Poussé" artrítica al afectado, pudiendo terminar en una artritis crónica.


4. DIAGNÓSTICO

En las primeras semanas se basa en el Eritema migrans y los signos y síntomas señalados en Capítulo 2 - clínica - lo que se facilita si se trabaja en una zona conocida como endémica y se hace muy difícil si no se sospecha la presencia de esta patología.

Las pruebas serológicas -prueba con anticuerpos por inmuno fluorescencia indirecta, Elisa- si bien útiles, aún deben estandarizarse más, no son sensibles en las primeras semanas de infección, sobre todo si el paciente ha recibido antibióticos. No obstante la franca positividad que brindan en la etapa crónica, algunos pacientes pueden permanecer negativos; además, estas pruebas pueden dar falsos positivos en pacientes que hayan padecido Sífilis o Fiebre recurrente.

El agente etiológico, la espiroqueta Borrellia burgdorferi desarrolla bien en medio de Barbour, Stoenner y Kelly (B.S.K.) a 33º C. Es difícil aislarlo de sangre pero la biopsia de lesiones cutáneas (Período agudo) da facilidades de identificación directa y material para su cultivo. Pueden utilizarse garrapatas sospechosas de portar Bb.


5. TRATAMIENTO

No se cuenta con sistemas de inmunización por lo que es aconsejable un diagnóstico precoz y la inmediata iniciación del tratamiento con antibióticos.

En adultos: Comenzar con 250 mg de Tetraciclina cada 6 horas o 100 mg de Doxiciclina cada 12 horas. No menos de 10 a 30 días.

En niños menores de 8 años: 5 mg / Kg peso / día en dosis fraccionadas de Amoxiciclina o Fenoximetil Penicilina. En personas alérgicas a la Penicilina o que no toleran tetracilinas: Usar Eritromicina.

Las manifestaciones tardías requieren estos y otros antibióticos como Ceftriaxona, o formas intravenosas de los antibióticos que dispongan de formulaciones a tal fin. Naturalmente requiere internación con vigilancia hospitalaria (Referencia 4).


6. DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA Y DETALLE GENERAL DEL CICLO DE VIDA DE LA ENFERMEDAD DE LYME

Como se aclaró anteriormente, esta es una Zoonosis transmitida exclusivamente por garrapatas en sus períodos adulto y juvenil. Los reservorios principales son roedores de pequeño porte aunque, como los adultos se alimentan sobre mamíferos de mediano y gran porte, son varios los que intervienen en este ciclo vital, incluido el Hombre. Puede considerarse una enfermedad neártica y paleártica, aunque algunos casos aparecieron en Australia y en Rosario, Marzo-Abril 1997. En EE.UU. hay 46 estados donde se ha presentado esta enfermedad. (Referencia 4)

Aunque ninfas y adultos transmiten la Espiroquetosis, también pueden hacerlo las larvas si han adquirido el patógeno de roedores. La supervivencia de las especies arriba citadas parece prolongarse, incluyendo todos los estadíos a no menos de 2 hasta 4 años. En Europa predomina Ixodes ricinus y en Asia Ixodes persulcatus; los perros y ganado mayor presentan una enfermedad sistémica similar a la del Ser Humano.

Las garrapatas del género Ixodes pueden actuar también como reservorio - además de ser los vectores - ya que la Borrellia se perpetúa de estadio en estadio.


7. MISCELÁNEA SOBRE PROBABLES VECTORES EN ARGENTINA

En 1997 me correspondió responder a "Cuáles serían los probables vectores" frente a la sorpresa de las Autoridades de Salud y de Saneamiento Ambiental, tanto municipales como privadas.

El material colectado por técnicos (Garrapata del Perro), la presencia de cánidos en la vivienda habitada por las dos afectadas, me hicieron suponer que, por pertenecer a la misma familia que el género Ixodes, podrían ser los vectores. Al llegar muertos los ejemplares no pude investigar la presencia de Borrellia, que hubiera confirmado mi suposición.

No obstante se debe recordar que sólo del género Ixodes hay en Argentina 6 especies bien conocidas y, aunque son Ectoparásitos de aves, otros géneros de Ixodidae que parasitan varios taxa, incluido mamíferos, como el género Amblyomma, a más de otros Argasidae como Argas, Ornithodoros, Otobius, etc.

Mucho queda por estudiar para que algún otro iluminado no nos vuelva a querer enseñar que "la enfermedad de Lyme la transmiten las vinchucas de agua", signifique eso lo que sea (Referencia 5) (Referencia 6). @


8. REFERENCIAS CITADAS

  1. CDC / USDPT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES, 1988.
  2. FUENTE: DIARIO LA NACIÓN, ADRIANA GIANNINI, 2000.
  3. CARPINTERO, D.J. VALDES, S.H, 1995.
  4. INFORME OFICIAL DE LA ASOC. ESTADOUNIDENSE DE SALUD PÚBLICA, 1992.
  5. INFORME A LA MUNICIPALIDAD DE ROSARIO, Abril 1997.
  6. BOERO, J.J., Octubre 1957.
  • Lyme Disease, Public information. Publication guide from CDC, 1988
  • "La enfermedad de Lyme y las garrapatas" Modificado y con agregados en Plagas Ambiente y Salud, año lll, Nº 12, Julio 2000, p. 16, Dres. Battaglia, H.; Álvarez, G.; Mercao, A.
  • "Alzheimer: hipótesis sobre su identidad" leído en congreso de 3º Edad 1995; en Prensa, Marzo 2000.
  • El control de las enfermedades transmisibles en el Hombre XVº Edición A.S. Benenson editor OPS, Publicación Científica 538
  • Dirigido al señor L. Horny a su solicitud. Tema: Probables vectores de la Enfermedad de Lyme en Rosario.
  • Las garrapatas de la República. Argentina. (Acarina - Ixodoidea) Univ. Nac. Bs. As. Depto. Editorial.




 

© Copyright 1996 - 2002, Multimedios Ambiente Ecológico
www.ambiente-ecologico.com / info@ambiente-ecologico.com