[ Publicidad 1 ]
Principal | Staff | Vidriera Virtual | Buscador Temático | Ediciones Anteriores | Sitios Recomendados | Correo


 Sumario:

  Editorial

  Columnistas

  Opinión

  Investigación

  Información General

  Agenda 21

  Salud

  Flora

  Fauna

  Publicaciones

  Cartas de los Lectores






[ Publicidad 2 ]

[ Publicidad 3 ]

[ Publicidad 4 ]
   Edición 68 / Marzo del 2000

Columnistas




La Muerte de Belén

Por Juan Carlos López (*)
Presidente Fundación Orca
orcas@satlink.com
www.fundorca.org.ar

Argentina


El pasado viernes 4 de febrero una orca llamada Belén murió, por causas aún desconocidas por nosotros, luego de ser mantenida durante 12 años encerrada en una pileta realizando show circenses en el acuario Mundo Marino de San Clemente del Tuyú, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

De alguna manera ella, ahora, encontró la libertad.

Belén murió luego de permanecer cautiva desde el 6 de enero de 1988, cuando fue rescatada de un varamiento, que permitió al mencionado acuario contar con un nuevo ejemplar para entrenar y llevar a cabo diferentes show diarios, mostrándola como un payaso, saltando para tocar pelotas o llevando sobre su lomo al instructor de turno, soportando el estrés del cautiverio e inclusive el trauma de un aborto. Las causas nos son desconocidas hasta el día de la fecha.

La triste historia de las orcas del Mar Argentino capturadas en nuestro país comenzó su primer etapa con Milagro, un macho de orca "rescatado" por el mismo acuario, el 8 de agosto de 1985 y que murió en 1991, luego de 5 años y medio de ser exhibido en una pileta donde realizaba diferentes show circenses, iniciando una cadena de los llamados rescates de orcas varadas enfermas. Siguió la segunda etapa con Belén, ambas fueron entrenadas y derivadas en poco tiempo del Centro de Recuperación a la Pileta de Exhibición dentro del acuario, donde lejos de ser devuelta a su medio natural debieron soportar el estrés del entrenamiento y los reiterados show diarios brindando suculentas ganancias.

La tercer etapa se cumple el 17 de noviembre de 1992 cuando el acuario informa que encuentra un macho adulto de orca varado a orillas del arroyo Salinas, al que trasladó a una de las piletas del establecimiento donde murió pocos minutos después. La cuarta etapa se da el 19 de mismo mes, de acuerdo al mismo informe, cuando localizan un nuevo ejemplar de orca varado en la orilla de la Bahía y la Ría de Ajó, el que fue "rescatado" y llevado al centro de recuperación, desde donde siguió el mismo camino que Milagro y Belén, recibiendo el nombre Kshamenk, siendo entrenado también para realizar show circenses. En la actualidad es el único sobreviviente de una cadena de 3 muertes y a quien seguramente le espera el mismo destino, considerando que las orcas cautivas reducen dramáticamente su longevidad natural que es de 50 a 80 años a solo un promedio de 5 a 10 años.

Los dos acuarios de exhibición y show con animales de la fauna silvestre -Mundo Marino y Mar del Plata Aquarium - recibieron el reconocimiento oficial como centros de rescate de mamíferos marinos por resolución N° 88 de la Secretaría de Pesca y Recursos Naturales de la provincia de Buenos Aires, otorgándose el derecho de decidir sobre un recurso compartido con otras provincias como Río Negro, Chubut, Santa Cruz, e inclusive con países como Brasil y Uruguay.

El decreto 1216/74 dice que "la conservación de lobos, elefantes marinos, focas, pingüinos y especies similares, debe ser preservada por la autoridad de la nación teniendo en cuenta que su frecuente migración impide asignar, a los efectos de su protección, jurisdicción específica a determinada provincia". Las orcas estudiadas en nuestras aguas tienen un territorio reconocido de mas de 400.000 kilómetros cuadrados, o sea 2.000 veces el territorio de la Capital Federal y una variada dieta. Un territorio no comparable a la pileta de un acuario y a una dieta de pescado congelado.

Recordemos que el 7 de diciembre de 1990 dos orcas juveniles se vararon quedando totalmente en seco, durante 5 horas frente a la reserva de fauna Punta Norte en Península Valdés. Estas orcas fueron simplemente mantenidas húmedas por el guardafauna Roberto García Vera hasta que con una simple ayuda regresaron al mar. No existieron equipos sofisticados, camiones, grúas, camas, colchones de rescate, ni conceptos económicos, predominó simplemente el deseo de devolverlas al mar, donde deleitan hasta la actualidad a los turistas que visitan Península Valdés, recientemente declarada Patrimonio de la Humanidad.

Nos preguntamos cuando aparecerá una nueva orca varada cerca de un acuario y si la mencionada autorización de rescate otorgada por la Secretaría de Pesca y Recursos Naturales de la provincia de Buenos Aires no facilitará de alguna manera el permiso para capturar orcas que prohibe la Ley Nacional 25.052, lograda después de un intenso trabajo con la ex Diputada Nacional Dra. Elsa Melogno.

El tiempo y las nuevas autoridades tienen la palabra. Todos estamos a la espera que la educación no siga pasando por el cautiverio en un país donde las áreas naturales y su fauna silvestre están disponibles para ser disfrutadas. @



(*) Juan Carlos López es el Presidente de la Fundación Orca Patagonia Antártida, ex guardafauna, buzo profesional, miembro de Explorers Club.






Principal | Staff | Vidriera Virtual | Buscador Temático | Ediciones Anteriores | Sitios Recomendados


Comuníquese con Nosotros Si tiene alguna duda o sugerencia,
comuníquese con nosotros!!!



© Copyright 2000, Multimedios Ambiente Ecológico
http://www.ambiente-ecologico.com / info@ambiente-ecologico.com