[ Publicidad 1 ]
Principal | Staff | Vidriera Virtual | Buscador Temático | Ediciones Anteriores | Sitios Recomendados | Correo


 Sumario:

  Editorial

  Columnistas

  Opinión

  Investigación

  Información General

  Agenda 21

  Salud

  Flora

  Fauna

  Publicaciones

  Cartas de los Lectores






[ Publicidad 2 ]

[ Publicidad 3 ]

[ Publicidad 4 ]
   Edición 68 / Marzo del 2000

Información General



Matanza de Ballenas

Por Tito Rodríguez
grafiti@canopus.com.ar



El día 9 de febrero pasado el diario La Nación publica en sus "cartas de lectores" un carta del señor Ministro Kazuo Watanabe, Encargado de Negocios, de la Embajada de Japón en la República Argentina, en la que trata de justificar la matanza de ballenas que está ocurriendo en aguas antárticas.


Kazuo Watanabe - "Respecto del programa de investigación científica de ballenas en la zona marítima antártica, se está efectuando legalmente de acuerdo con el art. VIII inc. 1 de la Convención Internacional para la regulación de la Caza de Ballenas que dispone que las partes contratantes podrán otorgar a cualquiera de sus nacionales un permiso especial autorizando a que mate, tome, faene ballenas con fines científicos".

"Asimismo cada una de las ballenas capturadas por el programa de investigación científico japonés es analizada con más de 100 elementos de medición y toma de muestras..."

Periodista/Opinión - Desde hace años que nadie se cree ese argumento japonés de la matanza de ballenas con "fines científicos", de hecho quien está dando la cara ante esta absurda postura no es un biólogo japonés sino Ud., que es nada menos que el encargado de negocios de la embajada de Japón. Es de conocimiento general el por qué Japón sale a matar ballenas en la Antártida y el motivo está directamente ligado con el mercado japonés. Japón, durante años, ha creado una inmensa flota ballenera y si hoy dejara de matar ballenas tendría un serio problema económico ya que dejaría sin trabajo a un número elevado de trabajadores de esa flota y, sencillamente, no sabría qué hacer con los barcos. Por otro lado el mercado japonés está ávido de carne de ballena para llevar a la mesa de sus compatriotas o sea que no nos creemos y nunca nos creímos la matanza con fines científicos.

Note la incoherencia de este tema que llama Ud. "Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas" organismo que en sí se llama "Convención Ballenera Internacional". Pero usted gusta hablar de regular.

Los japoneses regularon la ballena azul, luego la ballena franca y una vez reguladas éstas, debe llevar sus esfuerzos a la regulación de la ballena minke (animal mucho más chico que los anteriores). Qué suerte que el mundo tiene a los japoneses que se preocupan por regular las especies. Imagínese que si ustedes no las regularan las ballenas aumentarían su población hasta salirse de los mares. Sepa Ud. querido ministro que las ballenas están en la Tierra desde mucho antes que los seres humanos, incluso desde antes de los japoneses y nunca habían tenido problemas de regulación hasta que ustedes llegaron. La regulación natural funcionaba perfectamente.

KW - "En respuesta a la crítica originada en la inquietud por la preservación del ambiente, deseamos destacar que en la sesión del Comité Científico de la Comisión Ballenera Nacional en 1990 se estableció que existen más de 760.000 unidades de ballenas minke en la zona marítima antártica y que en 1992 el mismo comité científico elaboró un procedimiento revisado de administración en el cual se concluye que la captura anual de 2000 animales durante el período de cien años proveniente de la Antártida no la preservación de la especie. Por todo lo expuesto consideramos que la captura de 440 ballenas que constituye menos del 0,06% del total de ballenas en existencia, no presenta amenaza alguna para el mantenimiento de este recurso natural".

Periodista/Opinión - Muy bien, ahora es la Comisión Ballenera Internacional. En el punto donde pone 760.000 "unidades" le recuerdo que el mundo actual mide en unidades a objetos como automóviles, motos, computadoras, cámaras de fotos (todos estos productos que nosotros les compramos a ustedes) pero a las ballenas, amigo mío, se las contabiliza como "individuos". No entiendo este dato estadístico y no sé adonde quiere llegar con él, ¿lo que quiere decir es que hay muchas ballenas? A ese dato estadístico le faltan algunas cifras. Hoy después de la contaminación de las aguas, derrames de petróleo, contaminación sónica y la "regulación" a la que fueran sometidas hay un 10% de las ballenas que había a principio de siglo.

Lo cual significa que se les fue la mano regulando y que la regulación natural que, seguramente, es más sabia que la regulación japonesa establece que se necesitan más ballenas para cubrir el equilibrio ecológico.

Definitivamente no entiendo el porqué de esa cifra. Porque hay muchas... ¿las puedo matar? Bueno veamos que en este mundo hay 125 millones de japoneses. Si se regulara al 0,06% de esto significaría que podríamos regular a 75.000 japoneses sin que esto ponga en peligro a la especie, si elegimos a los que se dedican a cazar ballenas obtendríamos una solución a nuestro problema, ustedes solucionarían el problema del desempleo y de la falta de espacio. Con un beneficio adicional, los japoneses tal vez sean suyos, las ballenas que cazan no.

KW - "Para finalizar, quisiera compartir con usted y con los lectores de La Nación mi más profundo anhelo de poder contar con la comprensión de la opinión pública de un pueblo tan amigo como lo es la República Argentina, para continuar transitando el camino del buen entendimiento mutuo entre nuestras naciones."

Periodista/Opinión - Ud. define a Argentina como un pueblo "tan" amigo, sin embargo, si la memoria no me falla no recuerdo el apoyo japonés durante la guerra de Malvinas. Ni tampoco recuerdo la protesta japonesa ante la disposición de un gobierno de facto en nuestro país. Ni tampoco recuerdo el apoyo económico o al menos moral durante alguna de nuestras inundaciones. Lo que sí recuerdo es a un emperador japonés al que no se le podía mirar a la cara. ¿Éramos tan amigos?

Tal vez, por ser usted Encargado de Negocios entienda mejor la visión comercial de este tema. Una ballena muerta en el mercado japonés tiene un costo de u$s 10.000. En la Argentina tenemos zonas como Península Valdés que vive del turismo ecológico. Más concretamente del turismo de la ballena, donde miles de turistas acuden cada año y pagan por fotografiar ballenas, ocupan hoteles, cenan en restaurantes y compran regalos para sus amigos.

Incluso usted podrá notar que una ballena no se gasta al ser fotografiada y que la misma ballena puede fotografiarse uno y otro año. En la Península sólo hay una población de 400 ballenas (antes eran más, pero ustedes las regularon) y el dinero obtenido por una ballena viva es mucho mayor que en el mercado japonés por una ballena muerta. Con la ventaja de no estar degradando el ambiente. Claro para poder vender turismo de ballenas tenemos que tener ballenas en nuestras costas, nosotros las tenemos, ustedes las tenían antes de regularlas y ahora vienen a regular las nuestras.

Seguramente usted dirá que ustedes están, en esta ocasión matando ballenas minke y en nuestras costas hay ballenas francas. No me sorprendería que no entendiera la relación. Busque a los biólogos japoneses que son muchos y muy buenos, ellos le explicarán sobre cadenas alimentarias, krill y relaciones entre ballenas. Por último me parece patético que pasado el año 2000 sigamos discutiendo la matanza de ballenas con ustedes. Pero me parece insólito y estúpido que usted trate de convencer a la opinión pública que hacen esto para el bien de la humanidad.

Es un insulto que Ud. nos trate de idiotas y obsecuentes. Tal vez seamos subdesarrollados, tal vez nos falte madurez como pueblo y es por eso que nos cuesta entender que ustedes, los inventores del microchip, que ustedes, el país que se levantó con altura de la segunda guerra mundial, que ustedes, que resistieron dos bombas atómicas, que ustedes, no terminen de entender de una vez por todas que están destruyendo el mar, que están anegando el planeta del que, en definitivamente forman parte y además se sientan orgullosos de hacerlo.

De una u otra forma ustedes perderán esta guerra de la misma forma que pierden el respeto de quienes, alguna vez se lo tuvimos. Ustedes perderán esta guerra porque necesitan más alimento y si pensaran en ello cuidarían el océano porque es el único que tenemos. Ustedes perderán primero esta guerra porque nosotros, un pueblo subdesarrollado e inmaduro podremos escapar tierra adentro en busca de alimento cuando hayan destruido definitivamente el mar.

Pero usted, señor ministro... usted vive en una pequeña isla. @






Principal | Staff | Vidriera Virtual | Buscador Temático | Ediciones Anteriores | Sitios Recomendados


Comuníquese con Nosotros Si tiene alguna duda o sugerencia,
comuníquese con nosotros!!!



© Copyright 2000, Multimedios Ambiente Ecológico
http://www.ambiente-ecologico.com / info@ambiente-ecologico.com